Club del Caminante de Badajoz

Domingo, 11 Mayo 2014 . RUTA DE CARLOS V

 El 8 de agosto de 1556, el Emperador Carlos V abandona definitivamente Bruselas emprendiendo su viaje de retiro a Yuste. Un largo viaje desde el corazón de Europa a la cacereña comarca de La Vera. El Emperador llegó a Jarandilla de la Vera el 12 de noviembre de 1556. En el castillo de los Condes de Oropesa (actual Parador Nacional) se hospedó hasta que su palacio en Yuste estuvo acabado. Llega a Yuste el 3 de febrero de 1557 tras recorrer 94,8 leguas desde Laredo. Dos años después moriría de paludismo.

Este trocito de la historia es hoy uno de los recorridos senderistas más bellos de Extremadura. Recuerda el viaje real desde el Valle del Jerte, en la localidad de Tornavacas, hasta Jarandilla de la Vera atravesando las cumbres de Gredos en el Sistema Central. Es una ruta dura, de media montaña con 27,6 kms de distancia y un desnivel acumulada de unos 900 metros. La ruta recorre dos de las comarcas más conocidas de Extremadura, el Valle del Jerte y la Comarca de la Vera.

Galeria de Imagenes
Ver Mapa


Dificultad ALTA
Salida desde EL ANCLA a las 7:00 del 11/05/2014
La Ruta empieza en TORNAVACAS y termina en JARANDILLA

Descripcion:

Descripcion:
 
De la plaza de Tornavacas se desciende a la Ermita de Santa María, pasando a la vertiente izquierda del río Jerte. Continuamos paralelos a su cauce por un camino señalizado con marcas rojas y blancas, que nos conduce al collado de las Losas.

Al llegar al Collado de Las Losas, comenzamos el descenso por un camino a tramos enlosados, que llega al Puente Nuevo y que cruza la Garganta de la Serrá. Esta, al unirse más abajo con la de Las Yeguas forman la Garganta del Infierno, conocida por "Los Pilones". En el Puente Nuevo, el entorno y la subida al Cerro de la Encinilla, invitan al descanso. En 30 minutos se recuperan fuerzas para comenzar nuevamente la marcha. El camino, desde el Puente, asciende lentamente para llegar al Collado de la Encinilla (1.592 m.). Ya en lo alto podemos ver el Puerto de Las Yeguas y la Garganta que lleva su nombre.
 
La travesía continua en tramos por un camino desdibujado y cruzado por pequeños cauces de agua. El Collado de Las Yeguas, con sus 1.479 m., es un auténtico mirador de La Vera, donde apetece descansar y recuperar fuerzas para el descenso. Ya recuperados, comenzamos el descenso por un camino de piedras sueltas que, en zig-zag, nos lleva a la Gargarta Yedrón. En este lugar las cristalinas aguas invitan a detenernos. Un refrigerio hará más llevadera la culminación de la ruta. Desde la Garganta, continuamos faldeando por la ladera hasta llegar a un bosque de castaños que, con las luces de la tarde, se viste de colores. La ruta cruza la carretera que une Guijo de Santa Bárbara con Jarandilla. Subiendo unos metros por la carretera recuperaremos el camino que nos llevará, algunos kilómetros más abajo al final del recorrido, en Jarandilla. En Jarandilla ponemos punto final a la andadura (24Km. aprox.) que nos habrá ocupado entre 6 horas a 9 horas, dependiendo de las paradas que se realizen y del paso más o menos relajado.


El Club